La Transición al Estado Libre Asociado de Puerto Rico (Segunda Parte)

La transición al ELA ocurrió en una coyuntura en la que el imperialismo estadounidense ya no se concentraba en su imperio hemisférico (América Latina y el Caribe) sino en la consolidación de un imperio global.

Es importante recalcar que cuando nos referimos al imperio estadounidense nos referimos no a uno sino a varios imperios estadounidenses. Para subrayar la diversidad de esos imperios haré referencia a la tipología de imperios del sociólogo estadounidense Michael Mann (2008). Mann distingue entre cuatro formas de imperios: directo, indirecto, informal y hegemónico.

El imperio directo envuelve la conquista de territorios y su incorporación política al centro o metrópolis imperial. La soberanía del territorio colonizado pertenece a la metrópolis y este administra directamente la colonia.

El imperio indirecto también envuelve la conquista de territorios y el centro imperial también mantiene soberanía sobre las colonias. Pero, los gobernantes y las élites de la población local mantienen cierta autonomía que les permite negociar las “reglas del juego” con las autoridades imperiales, siempre en un contexto desigual.

El imperio informal, contrario a los imperios directos e indirectos, no envuelve la conquista o incorporación de territorios. Los gobernantes de la periferia mantienen la soberanía pero esta es relativa, restringida mediante varios medios por el poder imperial, incluyendo presiones económicas, la diplomacia y la coerción militar. Existen varios sub-tipos de imperios informales, dependientes de la forma en que se ejerce presión sobre el satélite en cuestión. Algunos son coaccionados a la diplomacia mediante naves acorazadas, una forma de intimidación militar directa. Otros son controlados mediante apoderados o intermediarios subcontratados (dictadores, déspotas, y oligarcas), producto de alianzas entre las fuerzas imperiales y los gobernantes locales. Otros son presionados mediante los llamados programas de desarrollo, ajuste estructural o ayudacracia, equivalentes a una forma de coerción económica ejercida mediante las instituciones bancarias internacionales.

El último tipo de imperio, el imperio hegemónico, está fundamentado en el dominio por consentimiento, aunque el uso de la fuerza siempre este latente. El poder o centro imperial domina a los estados periféricos pero su dominio es aprobado como legítimo y normal, pocas veces retado.

Durante las primeras décadas después de la Guerra Hispanoamericana Puerto Rico fue parte del imperio directo estadounidense. El establecimiento del ELA, por el cual Estados Unidos otorgó al gobierno de la Isla una autonomía restringida, esto, por supuesto, sin renunciar a su soberanía sobre la Isla, la convirtió en parte del imperio indirecto estadounidense.

Mann plantea además que el imperialismo estadounidense ha pasado por tres fases: la fase continental (1783 a 1883); la fase hemisférica (1898-1941); y la fase global (1945 al presente). Puerto Rico se convirtió en una colonial parte del imperio directo durante la primera fase. Sin embargo, el establecimiento del ELA ocurrió durante la fase global del imperialismo estadounidense. Esa fase se subdivide en dos etapas, la de la guerra fría (1945 al 1991) y una segunda etapa del 1991 al presente, la etapa de lo que algunos llaman el redespliegue del imperialismo o el “nuevo imperialismo.” El ELA se estableció formalmente en el contexto de la etapa de la guerra fría de la fase global del imperialismo estadounidense.

Esa transición al imperialismo global significó que Estados Unidos dedicaría sus esfuerzos imperialistas primordialmente a la extensión y consolidación de su imperial informal y más tarde a su imperio hegemónico alrededor del globo. El hemisferio, ya dominado por Estados Unidos, recibiría menos atención del centro imperial que Europa y Asia. Claro, ya durante la fase hemisférica, tanto la administración Wilson, como las administraciones subsecuentes de Roosevelt y Truman, mostraron anhelos de expansión global y concretaron políticas en esa dirección. Estos presidentes, respectivamente, tomaron los resultados de las guerras mundiales como oportunidades para empequeñecer y restarle poder a los imperios europeos. Los Catorce Puntos de Wilson y su apoyo a la Liga de las Naciones representó un intento inicial para lograrlo. Este fracasó. Después, durante la Segunda Guerra Mundial, Roosevelt convirtió su ayuda a Inglaterra en una oportunidad para lograr control económico del viejo imperio inglés. Desde 1945 en adelante Roosevelt y luego Truman dirigieron sus esfuerzos y recursos a la consolidación del poder de los Estados Unidos sobre el “mundo libre.” Las razones para ello seguían siendo principalmente motivos económicos, aunque estos estaban siempre conectados a intereses militares y geopolíticos.

El imperio ideado por aquellas administraciones sería un imperio de libre comercio y democracia fundamentado en las instituciones globales de seguridad o la compleja red global de bases militares. Después de la guerra, y como ya señalé, los esfuerzos imperiales de Estados Unidos se concentraron en Europa y Asia. En aquella época América Latina y el Caribe tenían menos valor económico y militar para los Estados Unidos que esas macro-regiones. El Medio Oriente era importante en términos económicos, el acceso a fuentes de petróleo, pero sería la macro-región más difícil para los Estados Unidos.

Es en el contexto de esa nueva fase del imperialismo estadounidense que debemos entender la formación del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, particularmente el que Estados Unidos apoyara su realización. Pero aquella fase del imperialismo estaba profundamente relacionada a la trasformación del capitalismo después de la Segunda Guerra Mundial, una que resultaría en lo que el historiador económico Michael Beaud (1981) llamó el “gran salto adelante del capitalismo.” Este será el tema de la última parte de esta serie de artículos.

*Preparado para el curso HIST 4345: Puerto Rico Contemporáneo enseñado junto a Mario R. Cancel

Referencias

Beaud, M. (2000 [1981]). A History of Capitalism. New York: Monthly Review Press.
Mann, M. (2008). American Empires. Cannadian Review of Sociology, 45(1), 7-50.

Advertisements

One Response to “La Transición al Estado Libre Asociado de Puerto Rico (Segunda Parte)”

  1. Reblogueó esto en Puerto Rico entre siglos: Historiografía y culturay comentado:
    El Dr. José Anazagasty Rodríguez retorna al tema de la creación del ELA a la luz de la evolución del imperialismo estadounidense.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: